Abstinencia

Por Hugo Martinez

¿es la abstinencia sexual la voluntad  de dios para mi  vida?

En el programa en Español de Cristo para las Naciones, cada año mi esposa y y o impartimos una clase en la cual hablamos del noviazgo, matrimonio, familia, y ministerio. Dentro de esta clase, tocamos un tema muy difícil para los jóvenes que es sin duda el de la abstinencia sexual. Ellos como creyentes quieren saber cuál es la voluntad de Dios en este tema para sus vidas, ya que hoy en día los jóvenes piensan y dicen “yo no quiero seguir ninguna religión, ni ir a ninguna iglesia en donde se piense que el sexo es sucio.”

Desafortunadamente, la industria del entretenimiento nos ha mostrado e influido en cómo debemos pensar y sentir en cuanto a este tema. Nos bombardean en nuestras casas semana a semana, con escenas de jóvenes y adultos que se meten en las camas de otros como si fueran robots sexuales. Sólo son los raros a los que se les muestra siendo castos y se les presenta todo el tiempo como demasiado tontos y feos para encontrar a una compañera o compañero.

El mensaje que están recibiendo los jóvenes y señoritas es sin duda el siguiente: ya que todos lo hacen yo debo hacerlo; si lo hago, soy parte del grupo. Lo que debemos notar aquí, es que por supuesto los hermosos jóvenes actores en esos dramas calientes nunca enfrentan las consecuencias de sus desórdenes sexuales. Nadie jamás resulta contagiado de herpes, sífilis, clamidia, o sida. A ninguno de ellos  jamás le dice un médico que no hay cura para la enfermedad que tiene, o que tendrá que soportar el dolor de la enfermedad por el resto de sus vidas. La realidad es que nos han condicionado a pensar que así deben de ser las cosas. Es normal; todos lo hacen.

D es d e luego , lo prim ero que les tenem o s que recordar es que el sexo lo hizo Dios, lo creo Dios, fue idea de Dios. Les afirmamos categóricamente que las relaciones sexuales en el contexto de un matrimonio lleno de amor y compromiso es lo más excitante y maravilloso que jamás uno pueda conocer. ¡Es lo más grandioso del mundo! Pero fuera del matrimonio, puede ser lo más devastador que ustedes pueden hacer en su vida. Puede destruir todo lo que ustedes han esperado.

Veamos lo que  las escrituras en 1ª de Tesalonicenses 4:3 nos dice:

“Porque  esta  esla  voluntad  de  Dios: susantificación; es decir, que se abstengan de tener relaciones sexuales prohibidas; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios; y que nadie perjudique a su hermano ni se aproveche de él en este asunto. El Señor castiga todo esto, como ya les hemos dicho y advertido. Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad; por tanto, el que rechaza estas instrucciones no rechaza a un hombre sino a Dios.”

La respuesta de Dios en su palabra es de una manera clara y sencilla. No pueden existir malos entendidos. Ni siquiera es necesario tener que orar para recibir alguna revelación, aquí Dios ya ha dicho cuál es su voluntad. Para saber cuál es la voluntad de Dios en relación a la abstinencia, sólo hay que leer el pasaje, no hay manera de esquivarlo. La abstinencia sexual hasta el matrimonio es el plan perfecto de Dios.

Una pareja de jóvenes creyentes me comentaron “nosotros ya nos hemos entregado sexualmente uno al otro. No fue nuestra intención, pero ahora nos cuesta dejarlo y no sabemos si está mal o no porque nos amamos el uno al otro.” Mi inmediata respuesta es simple y sencilla: busquen este pasaje, léanlo, y dense cuenta de cuál es la voluntad de Dios para sus vidas. Esto lo deja claro para aquellos jóvenes creyentes que ya han tenido relaciones sexuales y que no saben si es la voluntad de Dios dejar de tenerlas.

Hebreos 13:4 lo dice de una manera que resuelve mucha  confusión  respecto de es te asunto tá n controversial “Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.”

Con esta afirmación, tener relaciones sexuales está fuera de la voluntad de Dios. No se pongan a preguntarle a Dios si deberían vivir juntos o estar casados, Dios ya les ha dicho cual es su voluntad. Si ya están viviendo juntos y realmente quieren hacer la voluntad de Dios, será mejor que de inmediato dejen de vivir juntos porque haciéndolo están fuera de la voluntad de Dios. Esto no es invención mía, esto brota directamente del libro en el cual creemos.

Lo segundo que tenemos que ensenarles a los jóvenes es que: La abstinencia sexual hasta el matrimonio es el plan divino para salvar su vida.

¡No te pierd as la segund a parte de este artículo en la edición de verano de la revista The Voice!

Like what you've read? Receive free email updates from The Voice Online: Subscribe
logowithpencil
Keep up to date with CFN The Voice. Fill out this form to receive updates directly to your inbox!
  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.
The Voice Staff

Author: The Voice Staff

Join the thousands who enjoy a quarterly copy of Christ For The Nations THE VOICE, a dynamic, full-color, 36-page magazine. Each individual subscription comes with access to our free monthly podcast by great CFNI speakers like Dutch Sheets, Lance Wallnau and Heidi Baker. Don’t miss a single issue, CLICK HERE to subscribe today.

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *